10 Ways to Deny the Recession

I saw a bumper sticker the other day that said “Refuse to Participate in the Recession.”  I have no idea if that driver had a job or was looking for one, but he was obviously electing to make the most of the challenges he faced.

Many say the U.S. economy is still in a recession based on the fact that unemployment is still high and consumers are continuing to temper their spending habits–two elements that define a recession. However, anyone with the desire to be an entrepreneur has to have the attitude of my friend with the bumper sticker.

So how does an entrepreneur succeed in a recession?

  1. Become Indispensable
    In a tricky economy, it’s natural for people to want to protect the security they still have. In the service industry, one way to prove that your product or service is part of the solution is to point out the consequences that could occur if the service was not around. Try “secret shopping” your customers and document the outcomes; then secret shop a business that doesn’t use your service or product. If there’s an obvious difference, use these stories to sell your businessback to your customers.
  2. Invest in the Future
    Most recessions last only a year or two. Companies that fail to continually invest in business improvements, training and marketing are way behind when the economy recovers. In terms of training, consider how to cross-train your team members while business is slow. It may enable you to perform better later on.
  1. Seek Out Referrals
    Nowadays, many businesses assume there are no sales to be made, so they stop trying and sit on the sidelines. While sales may be harder to come by, make contacts now so they will pay off later. Furthermore, if you’re pulling back on your advertising budget, referrals may be your best bet for generating customers. You should also create a program that rewards current customers for referrals.
  2. Buy Weaker Companies
    If you can manage the integration process, a down economy can be a great time to acquire a business.
  3. Strengthen Your ROI Pricing Offers
    Customers often question the cost of a product or service because they can’t always tie it to a result, and that scrutiny only increases in a bad economy. Offer pricing related to specific results. For example, I heard of a PR firm that only charges for placements, not advice, writing or strategy development. This approach enables the agency to charge more for its services, but customers know upfront what they’re getting.
  4. Be Loyal and Focus on Retention
    When the recession is over, your employees will be more likely to stick with you. This may mean eliminating free coffee, for example, but have an honest conversation with your employees, and they will usually help you cut costs even further.
  5. Maintain a Fun Environment
    When companies cut out the fun, it can negatively impact employee job performance. If you’ve sponsored parties at work for years, continue these events. A consistent culture will encourage your staff to provide consistent service to your customers.
  6. Celebrate Being Small
    Many smaller firms are more nimble than larger firms because they aren’t loaded down by multiple management layers and overlapping operating units or debt, so they can make decisions quickly and focus their cash to take advantage of new opportunities.
  7. Don’t Leave Room for Doubt
    Competitors will take advantage of any opening, and they will be more aggressive in making promises during the recession, even if it means filling in your silence with a few tales of their own. Don’t open doors for them by closing down communications with your customers. Instead, increase the frequency of communications with your customers.
  8. Fight the Urge to Give Things Away
    If you’ve been giving products and services away, it will be hard to charge for them again when the recession ends. Remember, if your product or service carries a benefit, it’s worth charging for, even during a recession. However, for longtime customers who are having a hard time paying their bills, offer discounts and settlements. Offer this option as a one-time benefit, though, to get things current.

Bonus Tip: Drop Unprofitable Customers
The natural urge is to hang onto every customer, but use the spare time the recession provides to analyze your customer base and find out which ones are the most profitable and which ones are costing you money.

Recessions aren’t fun, but they don’t have to cripple your business. Smart business owners leverage recessions rather than lament them.

Source: Entrepreneur Magazine

10 maneras de negar la recesión

Vi una pegatina para el parachoques el otro día que dijo “negarse a participar en la recesión.” No tengo ni idea de si ese conductor tenía un empleo o estaba buscando uno, pero era evidente que estaba eligiendo para hacer la mayor parte de los retos que enfrentó.

Muchos dicen que la economía de EE.UU. se encuentra todavía en una recesión basado en el hecho de que el desempleo sigue siendo alto y los consumidores siguen a moderar sus hábitos de gasto y dos elementos que definen una recesión. Sin embargo, cualquier persona con el deseo de ser un empresario tiene que tener la actitud de mi amigo con la pegatina para el parachoques.

Entonces, ¿cómo tener éxito en un empresario en una recesión?

convertido en indispensable
En una economía difícil, es natural que la gente quiere proteger la seguridad que todavía tienen. En la industria de servicio, una manera de demostrar que su producto o servicio es parte de la solución es de señalar las consecuencias que podrían ocurrir si el servicio no estaba cerca. Trate de “secretos comerciales” a sus clientes y documentar los resultados; a continuación, tienda secreta una empresa que no utiliza su servicio o producto. Si hay una diferencia obvia, utilizar estas historias para vender su businessback a sus clientes.
Invertir en el Futuro
La mayoría de las recesiones pasado sólo un año o dos. Las empresas que no inviertan continuamente en mejoras de negocio, formación y comercialización están muy por detrás cuando se recupere la economía. En cuanto a la formación, considerar la forma de cruzar el tren miembros de su equipo, mientras que el negocio es lento. Se le puede permitir un mejor desempeño en el futuro.

Busca a Referidos
Hoy en día, muchas empresas asumen que no hay ventas que se harán, por lo que dejan de intentarlo y se mantienen al margen. Mientras que las ventas pueden ser más difíciles de conseguir, hacer contactos ahora por lo que tendrán que pagar más tarde. Por otra parte, si usted está tirando de su presupuesto de publicidad, las referencias pueden ser la mejor opción para la generación de clientes. También debe crear un programa que premia a los clientes actuales para las remisiones.
Comprar empresas más débiles
Si usted puede manejar el proceso de integración, una economía en crisis puede ser un buen momento para adquirir un negocio.
Fortalecer su ROI ofrece precios
Los clientes a menudo cuestionan el costo de un producto o servicio, ya que no siempre se puede atar a un resultado, y que sólo aumenta el escrutinio en una mala economía. Oferta de precios en relación con los resultados específicos. Por ejemplo, he oído hablar de una empresa de relaciones públicas que sólo cobra por colocaciones, no consejos, la escritura o el desarrollo de estrategias. Este enfoque permite a la agencia de cobrar más por sus servicios, pero los clientes saben upfront lo que van a obtener.
Ser leal y se centran en Retención
Cuando la recesión ha terminado, sus empleados serán más proclives a continuar con usted. Esto puede significar la eliminación de café, por ejemplo, pero tener una conversación honesta con sus empleados, y por lo general le ayudará a reducir aún más los costes.
Mantener un ambiente de diversión
Cuando las empresas cortan la diversión, que puede afectar negativamente al rendimiento laboral de los empleados. Si usted ha patrocinado partes en el trabajo durante años, siguen estos eventos. Una cultura coherente animará a su personal para ofrecer un servicio consistente a sus clientes.
Celebre ser pequeña
Muchas empresas más pequeñas son más ágiles que las grandes empresas, ya que no se cargan por múltiples capas de gestión y las unidades operativas superpuestas o deuda, para que puedan tomar decisiones de forma rápida y centrar su dinero en efectivo para aprovechar las nuevas oportunidades.
No deja lugar a dudas
Los competidores se aprovechan de cualquier abertura, y van a ser más agresivos en hacer promesas durante la recesión, incluso si esto significa llenado en su silencio, con unos cuentos de su propia cuenta. No abra las puertas para ellos mediante el cierre de las comunicaciones con sus clientes. En su lugar, aumentar la frecuencia de las comunicaciones con sus clientes.
Reprimir el impulso de regalar cosas
Si usted ha estado dando a los productos y servicios de distancia, que será difícil de cobrar por ellos de nuevo cuando termine la recesión. Recuerde, si su producto o servicio conlleva un beneficio, vale la pena cobrar por, incluso durante una recesión. Sin embargo, para los clientes de toda la vida que están teniendo dificultades para pagar sus cuentas, ofrecer descuentos y liquidaciones. Ofrecer esta opción como un beneficio de una sola vez, sin embargo, para conseguir cosas actual.

Bono Sugerencia: Caída clientes no rentables
El impulso natural es la de aferrarse a cada cliente, pero el uso del tiempo libre de la recesión ofrece para analizar su base de clientes y averiguar cuáles son los más rentables y cuáles le están costando dinero.

Las recesiones no son divertidos, pero no tienen que paralizar su negocio. recesiones inteligentes negocio propietarios de apalancamiento en lugar de ellos se lamentan.
Source: Entrepreneur Magazine